Cooperación Sur-Sur en El Salvador: características y definición

Para El Salvador, la Cooperación Sur-Sur forma parte integra de las modalidades de la Cooperación Bilateral, presentando características propias que la hacen única y propia en el actual escenario del Sistema de Gobernanza Global de la Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Mediante esta modalidad, los países con cierto grado de desarrollo relativo, buscan promover el intercambio de experiencias, visiones y resoluciones a similares retos y desafios que presenta el proceso de desarrollo regional y global.

Para nuestro país, la Cooperación Sur-Sur busca concretar tres grandes procesos estructurales: primero, la generación de capacidades nacionales e institucionales, para complementar las brechas de conocimiento y experticia técnica que presenta el país en su proceso de desarrollo nacional; segundo, la consolidación, modernización y fortalecimiento de políticas públicas para el desarrollo multinivel; así como tercero, la promoción y catalización de espacios de integración regional en América Latina y el Caribe.

En ese marco, para El Salvador, dentro de la conceptualización de esta modalidad de la Cooperación para el Desarrollo, existen principios rectores que rigen su funcionamiento a nivel nacional, regional e internacional:

  • Horizontalidad, solidaridad, interés y beneficio mutuo.
  • Prioridad sobre el intercambio de conocimientos (asistencia técnica, y fortalecimiento de capacidades) sobre lo financiero.
  • Reciprocidad y respeto mutuo.
  • Eficiencia en el uso de los recursos.
  • Promoción de relaciones de integración y generación de asociaciones estratégicas entre países.

Por lo anterior, para El Salvador la Cooperación Sur-Sur se puede definir como:"aquella modalidad que promueve la integración y se convierte en catalizadora de un marco institucional que se desenvuelve desde los ámbitos nacionales, regionales y global, así como promueve el estrechamiento de lazos de amistad y definición de socios a partir de intereses comunes en materia de desarrollo".

A partir de lo anterior, nuestro país desde los últimos 7 años ha venido promoviendo un cambio en el paradigma y enfoque de gestión política y técnica de la Cooperación Sur-Sur a nivel nacional e internacional, asumiendo un rol mucho más estratégico y protagonico como actor con rol dual en la Cooperación para el Desarrollo.

Bajo dicha visión, la Cooperación Sur-Sur se posiciona como una herramienta trascendental no solo para la Política Exterior salvadoreña, sino además como un proceso bajo el cual el país puede fortalecer las prioridades de desarrollo nacional plasmadas en el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019, denominado "El Salvador Productivo, Educado y Seguro".

En dicho Plan, se establece como objetivo sustancial el "potenciar a El Salvador como un país integrado a la región y al mundo, que aporta creativamente a la paz y el desarrollo". A su vez, la línea de acción que acompaña a este objetivo, se determina por la visión de "desarrollo nacional y aporte solidario al mundo, por medio del fortalecimiento de las relaciones internacionales de El Salvador". Para ello, se han considerado los siguientes pilares de trabajo:

  • Fortalecimiento de las relaciones con América Latina y el Caribe para propiciar beneficios compartidos.
  • Posicionar estratégicamente las prioridades de desarrollo del país y la región en especios internacionales.
  • Ampliar la participación y aporte de El Salvador a los proceso de paz y desarrollo en otros países; y particularmente
  • Incrementar la eficacia de la Cooperación Internacional y promover la Cooperación Sur-Sur, Descentralizada y Triangular.